Las reglas fundamentales para componer

La mayoría de las que consideramos buenas fotografías siguen alguno o varios de los principios básicos de la composición.

En fotografía existen una serie de leyes que sirven como base para que nuestras fotos estén bien compuestas. Estas leyes o reglas, como todas las demás, no son de obligado cumplimiento pero conocerlas nos ayudará a mejorar infinitamente la composición de nuestras imágenes.

Buena composición

Estas reglas básicas son las siguientes:

La simplicidad

En composición fotográfica, la mayor parte de las veces, menos es más. Esto significa que debemos evitar registrar en la foto todos aquellos elementos que desvíen la atención del mensaje que queramos dar.

Simplicidad

Para llevar a cabo la regla de la simplicidad se aconseja utilizar fondos sencillos, elegir la parte del motivo que queramos tomar o su totalidad si es necesaria y evitar que los motivos que no estén relacionados con el tema principal de la imagen compitan entre ellos.

Gota de agua

Ley de la mirada

Esta ley dice que cuando estamos fotografiando a un sujeto debemos dejar un espacio, también llamado aire, en la dirección en la que el protagonista está mirando. Dejar este espacio provoca la ilusión de que ese sujeto está observando algo, aunque no lo veamos, y despierta el interés del espectador.

Ley de la mirada

En consecuencia, este, mirará inevitablemente hacia donde mira el sujeto de la imagen por lo que podemos colocar ahí otro elemento sobre el cual queramos llamar la atención.

Ley del horizonte

Este principio de la composición dice que si separamos lo que estamos encuadrando en tres partes iguales, el horizonte debería estar cerca de una de las dos líneas que lo divide.

Ley del horizonte

Hablamos de la línea del horizonte pero esta regla es válida para todas las imágenes que tengan una línea más o menos horizontal que divida la composición en dos espacios significativamente diferenciados.

La ley del horizonte nos lleva también a una regla básica de la composición fotográfica que es evitar la zona central de la imagen ya que es la que menos peso visual tiene.

Ley del horizonte

La simetría

Otra técnica que hay que tener en cuenta a la hora de componer es la simetría. Las composiciones pueden ser simétricas o asimétricas.

En las fotografías compuestas simétricamente los elementos están colocados de manera igual o similar arriba o abajo, a la derecha o a la izquierda de la imagen.

Simetría

Por el contrario, la composición asimétrica tiene como características ser irregular en cuanto a estructura pero dinámica y ágil. Este tipo de composición no dispone los elementos desordenadamente sólo los organiza de distintas formas.

Asimetría

Es común que este equilibrio se dé en forma de letras o figuras, la S, la L, la C o la forma triangular son las más utilizadas.

Saltarse las normas

Como todas las reglas, en gran medida están para saltárselas y probar cuáles son los resultados. En ocasiones, encontramos imágenes cargadas de significado o bien compuestas cuando no seguimos alguna de ellas, como en la imagen superior que no respeta la ley de la mirada.


Búsqueda personalizada

Inicio