Nociones básicas de iluminación

Conocer y usar la luz según nos convenga es una de las cuestiones primordiales para ser un buen fotógrafo.

Para dominar la iluminación fotográfica a un nivel más profesional es necesario tener unas nociones básicas acerca de ella.

Iluminación de estudio

Conocer cuáles son sus conceptos principales nos ayudará a manejar la iluminación y a usarla adecuadamente para obtener la fotografía que queremos.

Estos conceptos básicos son, entre otros, la luz principal, la luz de relleno o luz de base, la luz de efecto y la luz de fondo.

Vemos a continuación en qué consiste cada uno de estos conceptos y cómo podemos utilizarlo.

Tipos de luces

Luz Principal: También llamada luz guía. Es la fuente de luz más importante en la toma. A ella se subordinan todas las demás fuentes. La luz principal es la responsable de la claridad básica y de la modulación del objeto.

Luz Principal

Esto significa que es la luz que se encarga de la distribución de las luces y las sombras en el motivo. Por lo tanto, el tamaño y la forma de la fuente debe ajustarse al tamaño y la forma del objeto por lo que la selección de esta luz principal debe corresponder al efecto de imagen pretendido. Este efecto dependerá también de la posición de esta luz. Por ejemplo, si la luz principal cae lateralmente e inclinada levemente desde arriba se siente como luz natural.

Luz de Relleno: También conocida como luz de aclarado o luz de base. Es una luz secundaria dentro del esquema de iluminación del estudio y sirve para aclarar sombras y reducir el contraste.

Luz de Relleno

Normalmente se busca sólo un leve aclarado para conseguir detalle en las zonas oscuras por lo que su potencia será siempre menor que la luz principal. La luz de base no debe alterar nunca el carácter de la luz principal ni el efecto de la imagen que ya hemos conseguido. Para esta luz pueden emplearse fuentes que generen luz suave y dispersa como son las ventanas, los paraguas o los reflectores.

Luz de Efecto: También conocida como luz puntual. Son luces con el haz muy recogido que destaca determinadas partes del objeto y aligera el efecto principal de la imagen cuando se proyecta debidamente.

Luz de Efecto

Si colocamos esta luz en la parte trasera del objeto, desde una posición de contraluz, la luz de efecto produce un halo alrededor del sujeto. En función de su posición la luz de efecto puede pronunciar contornos o destacar detalles y estructuras. Debe aplicarse con cuidado y no desequilibrar la iluminación general.

Luz de fondo: La luz de fondo puede tener varias funciones. Se utiliza o bien para iluminar uniformemente o para provocar una degradación entre la figura y el fondo.

Luz de Fondo

Esto provoca que separemos al sujeto del fondo y da tridimensionalidad a la foto.

Relación de contraste

La relación de contraste hace referencia a la relación o a la diferencia que hay entre la luz principal más la luz de relleno y la luz de relleno solamente. Esto nos sirve para modelar las figuras, es decir, darle sensación de tridimensionalidad. Este ratio de iluminación se puede saber o bien midiendo la luz incidente en la escena con el fotómetro o bien midiendo la luz reflejada con el fotómetro de la cámara y una carta gris al 18%.

Ratios de iluminación

La relación de contraste o ratio de iluminación se expresa con puntos de diafragma de la siguiente forma por ejemplo: 1:2 donde el 1 representa a la luz principal y el 2 representa a la luz de relleno. Esto significa que la luz principal ilumina dos veces más que la luz de relleno, es decir, 1 paso de diafragma. Si el ratio de iluminación es 4:1, significa que hay dos pasos de diafragma de diferencia entre la luz principal y la luz de relleno.


Búsqueda personalizada

Inicio