Los tipos de iluminación de estudio

El conjunto de luces, sombras y reflejos determinan el tipo de iluminación de una escena.

Estos tres factores determinarán la atmósfera y la expresión del retrato por lo que tenemos que tener claro desde el principio que tipo de iluminación queremos darle a nuestra fotografía. La iluminación de un sujeto puede ser natural, naturista, abstracta o irreal.

Iluminación Natural

En la exposición o iluminación natural de un retrato se imitan las características de la luz de día, de la única fuente de luz que existe en la naturaleza, el sol.

Iluminación Natural

La iluminación parte de una única fuente de luz. Esta luz será la luz principal y las sombras estarán más o menos difuminadas con la luz de aclarado o de relleno. Con este tipo de iluminación se intenta imitar la luz del sol por lo que los rayos de nuestra fuente de luz artificial deberán llegar al sujeto desde arriba y lateralmente. También se puede imitar la luz de un día nublado poniendo un difusor sobre la fuente de luz artificial.

Iluminación Naturista

Este tipo de iluminación trae una exposición bastante fiel a la luz solar pero no trata de imitar la luz solar como la iluminación naturista.

Iluminación Naturista

La conducción de la luz hacia el motivo a fotografiar puede efectuarse con diferentes fuentes de luz. Con este tipo de iluminación puede crearse determinadas atmósferas y puede ser tanto suave como dura. Lo que no puede dejar de ser es fiel a la naturaleza. Esto significa que la iluminación no debe distorsionar ni la forma, ni el color, ni la estructura del objeto.

Iluminación Abstracta

En una foto con el tipo iluminación abstracto el objeto aún puede ser reconocido como tal, pero su forma, color o estructura pueden estar alterados a causa de la luz que lo ilumina.

Iluminación Abstracta Este tipo de iluminación provoca elevados contrastes y el objeto se ve reducido a pocos elementos ya que muchas de sus partes quedan en sombra. Un ejemplo para la iluminación abstracta podría ser una naturaleza muerta o bodegón en la que sólo se reconozcan los contornos del objeto como franja de luz.

Iluminación Irreal

La Iluminación Irreal que es la que menos se ajusta a nuestros hábitos de visión. Esta clase de luz nunca se presenta en la naturaleza y causa una impresión fantasmagórica.

Iluminación Irreal

Para conseguir este tipo de iluminación en el estudio se pueden emplear los spot de proyección de luz puntual, láminas de colores, fondos proyectados o colocar las fuentes de luz en posiciones antinaturales, por ejemplo la luz cenital. Cuando queremos darle un carácter extraño a una imagen, este tipo de iluminación es especialmente eficaz.


Búsqueda personalizada

Inicio